Espuma Facial

1- Aplicá con suaves masajes sobre la zona

2- Remové la suciedad con agua y un copo suave de algodón. Luego enjuagar.

3- Repetí el ritual por la mañana y por la noche.

4- Limpia y desmaquilla con suavidad el rostro y los ojos. Elimina las impurezas y el exceso de sebo. Efecto matificante. Aclarar con agua.