¿Por qué deberías agregar agua de coco a #miRutina de cuidado facial?

Lxs que tuvieron suerte probaron alguna vez en la playa agua de coco directo del fruto: es refrescante y super rica.

Pero no es todo: tiene beneficios hidratantes y estimulantes de electrolitos, y además es un gran aliado del cuidado de la piel 100% natural (y súper efectivo).

Además, cualquier tipo de piel puede beneficiarse con el agua de coco. En serio, ¡Todos los tipos de piel! Seguí leyendo.

 

Empecemos por el principio: ¿Qué es el agua de coco?

El agua de coco es el líquido claro y acuoso que se encuentra naturalmente dentro de un coco (que no debe confundirse con la leche de coco, que contiene agua de coco y carne de coco). Está compuesto principalmente de agua (94%, para ser exactos) junto con vitamina C, electrolitos y una pequeña cantidad de carbohidratos.  

Debido a su alto contenido de electrolitos, un vaso de agua de coco ayuda a la rehidratación y recuperación casi mejor que el agua normal. Muchas personas también beben agua de coco por sus posibles beneficios para la salud a largo plazo, incluida la reducción de la presión arterial alta, el aumento de los antioxidantes y la prevención de cálculos renales.

 

Ahora vayamos a los beneficios para el cuidado de tu piel:

 

1. Hidrata, mucho.

Casi nada iguala el poder hidratante del agua de coco (es 94% agua, ¿Recordás?). Humecta naturalmente sin agregar exceso de aceite.

 

2. Calma la piel.

Agregar agua de coco a tu rutina ayuda a calmar naturalmente la piel inflamada, las imperfecciones y otras formas de irritación. Tiene propiedades descongestivas, calma enrojecimientos.

Nuestra agua de coco calmante con agua de coco, hamamelis, cacao y frutos rojos y manzanilla es perfecta para pieles sensibles, y todo tipo de pieles como post solar, o calmante. El hamamelis absorbente de aceite combinado con manzanilla antiinflamatoria y agua de coco trabaja para mantener la piel lo más suave y equilibrada posible.

 

3. Ayuda con el acné y controla el aceite: ¡Sin irritar!

Pieles mixtas y pieles sensibles, ¡El agua de coco es para ustedes! Minimiza suavemente el exceso de producción de aceite sin resecarlo ni arder. El agua de coco matificante con Seboreductyl, extracto de tomillo ayudan a reducir los poros, controla el exceso de sebo y el tomillo es perfecto por su actividad antibacteriana.

 

4. Es antioxidante

Debido a que el agua de coco está repleta de vitaminas y antioxidantes que revierten el envejecimiento, ayuda a calmar el daño de los radicales libres y mejora la elasticidad de la piel. 

 

¿En qué momento de la rutina tengo que aplicarlo?

En cualquier momento del día! aplicar sobre un pad ecológico o sobre la mano y esparcir bien por la piel del rostro para generar la hidratación deseada.

 

#miLaboTip: masajear para una mejor sensación de comfort.

 

 

¡Gracias por leernos!

Cuidate mucho.

#MiLaborit

Deja un comentario

Tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de su publicación.